lunes, 1 de febrero de 2010

Despierto LI


Te llamas Confusión y caminas a mi lado

aposentando tu semblante a cada paso que doy



consigues ahuyentar mis ideas antes de que lleguen a serlo

modificas mis pensamientos, sin permiso, sin condición.



Ahora has crecido e intentas hacerme sombra

rellenando los huecos que ocupaba mi fortaleza



Aprovecha, debes aprovechar

estoy dispuesta a exiliarte otra vez,



allí donde no pueda encontrarte

ni sentirte. Sólo obviarte.



Entonces comprenderás que te has vuelto a equivocar conmigo,

que no cedo ni por un momento a uno solo de tus caprichos.


2 comentarios:

mariona. dijo...

A veces el mayor impedimento para hacer las cosas somos nosotros. Nosotros y nuestros miedos

[. . . ]

un beso

lidia dijo...

No dejes que nada ni nadie te confunda.

Un beso enorme (hacía tiempo que no pasaba por aquí...)