jueves, 23 de julio de 2009

Despierto XLV


Hoy soñé con que todos los fuegos me quemaban

que cada suspiro que salía de mis vías respiratorias

era un dardo incandescente

que cada movimiento compulsivo

era un despertar volcánico

que cada milímetro de mi nucleo

solo florece en llamas.


Y ahora ni de los rescoldos quedan cenizas.

Ya he despertado y solo espero que la chispas no me salten a los pies.

3 comentarios:

mariona. dijo...

mientras no te queden negras las plantas de los pies...

Nemes dijo...

Arde uno cuando despierta,
siente fuego en el tronco,
baja manguera que apaga
fuego que sólo frena pises...

Ilusoluis dijo...

oh!
¡Qué chulada..! Hermoso, hermosa.