viernes, 9 de enero de 2009

Despierto I



Cada mañana temo despertar y encontrarme con un destino.

2 comentarios:

Nemes dijo...

Hola Garyon,
es un placer reencontrarte, después de tanto tiempo....

A mí me gustaría aprender a caminar sin destino...
Muchos besos y abrazos.

lidia dijo...

Temer, gran palabra.

El que teme, afronta? yo creo que en tu caso sí. El destino es oscuro a veces y otras nítido. Pasito a paso, poco a poco, todo se despeja y los pies helados, los pasos desiertos, llegan a puertos explorables y siempre con tranquilidad de vivir y ser fiel a uno mismo.
Encantada de que me dejes fluir por aquí. Mil besos